Los sillones articulados: el reto de aunar la necesidad con el diseño.

 

 

En este post en concreto voy a hablaros de los sofás articulados y cuando digo articulados no me refiero a los reclinables, si no a aquellos sofás que pueden proporcionarnos el máximo confort por la cantidad de ajustes que tienen. Si este planteamiento estuviese al margen del diseño sería muy sencillo plantear piezas simples. Creo que todos hemos visto en muchas tiendas el sofá articulado común que tiene el respaldo reclinable y una parte articulada que permite tener nuestros pies a una mayor altura con la consiguiente mejora en nuestra circulación sanguínea y por tanto mayor relajación y comodidad. Bien, pero ¿cómo incorporar en nuestra casa o proyecto una pieza de este tipo, cuando resulta que el estilo de nuestra casa es contemporáneo y encima hemos invertido mucho dinero y tiempo en la selección de las piezas? ¿Qué hacemos? ¿Renunciar a las siestas viendo la tele o frente la chimenea? Yo creo que no debe ser así  y que podemos encontrar solución a esta necesidad. Eso sí, las opciones no serán demasiadas pero seguramente suficientes.

En primer lugar, debemos elegir el sistema que más nos encaja a nivel de diseño, es decir, podemos elegir entre un sistema más tradicional como una butaca y un puf u otomán o un sillón articulado en una sola pieza.

En la primera opción, una butaca y un puf o otoman, destacaría la Lounge Chair con su otomán diseñada por el matrimonio Eames para Vitra. Esta pieza es cómoda, duradera, intemporal y además es un icono del diseño. Otra pieza espectacular, con un diseño y prestaciones más modernas es el Repos y el Grand Repos, ambos con su otomán, también de Vitra. Estas piezas son sumamente cómodas por su butaca oscilante, además con la calidad de acabados habitual de la marca. Para los más puristas, podemos incluir el sillón con otomán Boutique de la firma holandesa Moooi diseñado por Marcel Wanders. Una pieza que puede encajar en cualquier tipo de ambiente, uso y decoración.

 

 


Por otro lado, continuando con nuestro planteamiento debemos afrontar un reto superior: el sillón articulado en una sola pieza. ¿Son todos feos? Pues no. Afortunadamente siempre hay diseñadores y marcas que deciden solucionarnos la vida y que dedican tiempo y trabajo a diseñar esa pieza específica. Mi primera opción en este contexto es el sillón articulado DODO diseñado por Toshiyuki Kita para Cassina. Esta butaca es realmente fabulosa tanto por su diseño como por su calidad, además, la gran variedad de tejidos permite conseguir estilos más futuristas o más clásicos, dependiendo del gusto personal. Pese a ser del año 2000 es un autentico best seller

 

 

También debemos destacar la butaca Pillow de Poltrona Frau que nos da todo tipo de prestaciones (la hay incluso motorizada con y sin cable). Esta butaca diseñada en el año 2011 se ha convertido en imprescindible para todo aquel que desee tener en su casa una pieza moderna con un aire clásico y cómoda tanto en su uso como en su sistema de regulación. La gran variedad de colores que tiene la carta de pieles de Poltrona Frau nos permite poder dar un toque de color o no, según nos interese, a nuestro rincón favorito para la lectura o el relax que tanto necesitamos en esos turbulentos días.

¿Qué os parecen las piezas destacadas en este post? Espero que os haya gustado esta selección de sillones de gran confort y que además no renuncian al diseño. 

 

Fotos: Lounge Chair con otoman de los Eames para Vitra, Repós y Grand Repós con otomán de Vitra, Sillón Boutique con otomán de Moooi, Butaca DODO de Cassina y Butaca Pillow de Poltrona Frau.

 

Comentarios

Danos tu opinión

Los campos con * son obligatorios.